¿Cuántos seguros hacen falta para cubrir los riesgos de un ferry?

Al menos cinco seguros son los que, por lo general, cubren los riesgos y los daños que puede provocar un ferry como el «Sorrento», que se incendió cuando cubría la línea Palma-Valencia, según los expertos consultados.

Seguro de casco y maquinaria de buques

El primero, y uno de los más cuantiosos, se contrata por el propio armador en cuanto recibe la embarcación y es el denominado seguro de casco y maquinaria de buques.

En el caso del Sorrento, previsiblemente esta póliza habrá sido contratada por el propietario del ferry, la naviera italiana Grimaldi, a quien la española Trasmediterránea, del grupo Acciona, contrató el buque del que tuvieron que ser evacuados 152 ocupantes.

El desalojo se produjo a 18 millas náuticas al oeste de la isla Mallorca tras desatarse un incendio en la bodega, cuyas causas aún se desconocen.

Sólo si se determinara que el origen del incendio estuvo, por ejemplo en el motor del buque o en cualquier otro elemento de la maquinaria, los daños estarían cubiertos por la citada póliza que, por lo general, suele contratarse a todo riesgo.

De este modo, según los expertos, las navieras llegan a cubrir la pérdida total del buque si resulta insalvable en un siniestro o es dejado a su suerte por la tripulación.

 

Seguro ‘P&I’ (Protection and Indemnity)

El segundo seguro de un ferry es el denominado «P&I», por las siglas en inglés de Protection and Indemnity, que cubre los daños a terceros del buque, por ejemplo, aquellos que se producen si la embarcación colisiona, así como los daños personales, tanto de la tripulación como de terceros.

En este caso, el tomador suele ser el propietario del buque, aunque el coste puede ser compartido con otra compañía si se alquila, y el límite que cubre esta póliza depende de la cobertura elegida, la cual a su vez se suele asumir entre varios armadores que operan en la misma zona.

Seguro de pasajeros

Después de estos dos seguros, existen al menos otros tres indirectos, que serían contratados por la compañía que cubre la ruta: el de pasajeros, el de mercancías y el de responsabilidad civil por contaminación.

El de pasajeros es el seguro obligatorio de viajeros, que se contrata en el momento en el que la compañía cobra el billete de viaje y se limita a cubrir los daños en caso de accidente.

Seguro de mercancías

El de mercancías, sin embargo, sirve para cubrir la carga transportada en el buque y corresponde a la naviera que fleta el ferry asumir su contratación, aunque el pago pueda ser trasladado a la empresa que utiliza el buque para transportar su carga. En función de la mercancía que transporte cada buque y el valor de las mismas, las aseguradoras calculan la prima a pagar.

Seguro de responsabilidad civil por contaminación

Y por último, aunque no menos importante, el seguro de responsabilidad civil por contaminación, clave para cubrir los costes de un vertido de fuel o cualquier contaminación, en este caso, del mar.

Los expertos consultados coinciden en que la administración es muy exigente con este tipo de coberturas y por ello es muy importante que las compañías lo tengan, pues sirve para cubrir daños que podrían ser muy cuantiosos.

 

Fuente: elmundo.es

Puedes compartir la noticia ...Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Publicado en Seguros.